La provincia participó de manera virtual a través del Ministerio de Producción. Se habló sobre la realidad de las acciones impulsadas a nivel nacional y del trabajo con países limítrofes de influencia de la plaga, como Bolivia y Paraguay.

Organizada por el Centro Regional Chaco-Formosa del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), se llevó adelante la reunión del Comité Interregional en Formosa, para trabajar en la detección temprana de la plaga de langostas, una problemática que afecta principalmente al sector agropecuario.

Del encuentro, que tuvo modalidad presencial y virtual, participaron representantes de las provincias de Formosa, Chaco, Catamarca, Córdoba, San Luis, Santa Fe, así como técnicos de países como Bolivia y Paraguay, y el Senasa, entre otros organismos.

“La plaga es cíclica y tiene un circuito migratorio entre estos países cuando forma mangas. En primavera, por ejemplo, es Argentina-Bolivia-Paraguay, y en invierno: Paraguay-Bolivia-Argentina”, precisó Facundo Díaz, jefe del Subprograma Producción Agrícola, Pasturas y Cultivos Intensivos.

Según lo abordado durante el encuentro, se recordó que en 2020/2021 se detectó un ingreso (o explosión) de la plaga desde el Este del país. “Fue un dato histórico de ingreso no habitual, dado que casi siempre se comporta de manera general a la descripta arriba”, precisó Díaz. Este año se realizan monitoreos permanentes en las zonas de cría y explosión de estos tres países. En Argentina se realizaron 2334 monitoreos hasta el momento, sin detección de mangas de langostas.

Como parte del encuentro en Formosa, se realizó una estimación potencial en caso de que aparezca un manga y arrase con las áreas productivasque deriva en un riesgo de U$S 3.7 mil millones en daño en la zona de influencia.

La detección temprana es fundamental con el monitoreo para poder tener éxitos en el control de la plaga, en caso que forme mangas y migre”, aseguró el funcionario. Para esto, la metodología de trabajo que se plantea es a partir de acciones preventivas (como los monitoreos); respuesta ante la aparición de la manga y resiliencia en caso que pase una manga y que arrase con la producción. “En Argentina no se ha producido hasta el momento”, agregó.

En el marco del encuentro se presentó el proyecto piloto de COSAVE (inter provincial), el Sistema Regional de Alertas por Langostas y el Sistema de Monitoreo, Alerta y Control, como mecanismos para poder anticiparse a la detección de la plaga. Se trata de una plataforma de visualización y toma de decisiones ante la formación de una manga, que incluye la temperatura y la dirección del viento (e intensidad del mismo), productores apicultores registrados en la zona de influencia y la presencia de casas, escuelas, cursos de agua, necesarios para la toma de decisiones para el control de la plaga (test.senasa.gov.ar/langostas/).

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.