La Red de Estaciones Meteorológicas (REM) elabora a diario un mapa del Indice de Peligrosidad de Propagación de Incendios Forestales (IPPIF) con los datos recolectados por la red provincial que permite el trabajo coordinado entre los diferentes actores que intervienen ante un incendio.

“El beneficio de contar con una red extensa distribuida a lo largo de la provincia es brindar información única según la ubicación geográfica, y que son plasmados en un mapa a través del método Rodríguez-Moretti (1988) al que se bautizó con el nombre de mapa IMPIF (Índice Meteorológico de Peligrosidad de Incendios). El mismo nos permite apreciar con facilidad los diferentes grados de peligro calculados para todo el territorio puntano, y no generalizarlos a un único cálculo, ya que las condiciones meteorológicas son variables en cualquier punto de ella”, explicó el jefe del Programa Red de Estaciones Meteorológicas (REM), Guillermo Concha.

“La Red de Estaciones Meteorológicas cuenta con un modelo de predicción numérica WRF (por sus siglas en inglés) a cinco días, que nos permite simular el comportamiento de la atmósfera. De la combinación del modelo WRF con el método Rodríguez-Moretti se obtiene una herramienta potenciada que consiste en mapas de la provincia en formato ráster de 5 km de resolución y construido a partir de las variables pronosticadas: temperatura, humedad relativa, velocidad del viento y días consecutivos con o sin precipitación”, indicó el funcionario.

¿En qué consiste el IPPIF?

El Índice de Peligro de Propagación de Incendios Forestales se elabora desde marzo del 2021 por el equipo del Subprograma Red de Estaciones Meteorológicas, dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en base a los datos recopilados por las 59 estaciones meteorológicas con las que cuenta la red provincial (REM) en todo San Luis y permite el trabajo coordinado entre los diferentes actores que intervienen ante un incendio.

El índice es calculado a partir de variables registradas por las estaciones meteorológicas en tiempo real y permite conocer la peligrosidad de las condiciones meteorológicas para la ocurrencia de incendios.

“El propósito del mismo es ayudar a evaluar la facilidad de ignición y la velocidad de propagación”, resaltó Guillermo Concha.

La REM a diario elabora un mapa del índice de peligrosidad con los datos recolectados por las estaciones. El producto se encuentra en fase operativa, de manera experimental, el cual se actualiza de manera automática y está disponible para los equipos de bomberos provinciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.